5 ERRORES BASICOS EN LA EMPRESA FAMILIAR

Existen varios conceptos para lo que es la empresa familiar sin embargo el que voy a utilizar es el aprobado por Grupo Europeo de Empresas Familiares en el 2008 que dice:
“Una compañía, tenga el tamaño que tenga, es empresa familiar si:
 La mayoría de los votos son propiedad de la persona o personas de la familia que fundó o fundaron la compañía; o, son propiedad de la persona que tiene o ha adquirido  el capital social de la empresa; o son propiedad de sus esposas, padres, hijo(s) o herederos directos del hijo(s).”
La empresa familiar es una organización como cualquiera y debe ser tratada como lo que es, una EMPRESA.  Por muy profesionalizada que esta sea, los miembros de la familia deben prepararse al menos para ser buenos accionistas y por  tanto participar en el consejo de administración de la empresa.
Si enumeramos los principales errores en la empresa familiar podemos mencionar:
  1. Solapamiento entre empresa y familia: esta situación es una simple confusión de los ámbitos familia y empresa de forma que la relación familiar se traslada a la “nebulosa” de la empresa.
  2. Dificultades para afrontar una evolución organizativa: esto se da por un predominio del pensamiento familiar al empresarial y lo que llega a generar  es un retraso en todas las áreas, especialmente de gestión y dirección de la empresa. Ósea tendremos dificultades para profesionalizar la empresa.
  3. Dificultades para planificar la sucesión: este punto lo considero muy delicado, en especial si la empresa es de primera generación y la persona que la maneja es el propietario, fundador y gerente. Esto suele crear tensión entre los posibles sucesores. Lo mejor es dejar clara la idea a esta persona sucesora que no son inmortales y que a la hora de su sucesión puede formar parte de un equipo consultor
  4. Confusión entre el patrimonio familiar y empresarial: sabemos que a veces las empresas están “patrocinadas” por el patrimonio familiar, sin embargo en su determinado momento hay que dejar claro que pertenece a que.
  5. Defectos de comunicación: al ser una empresa manejada por familiares  la comunicación muchas veces se da por sentado sin siquiera decir una palabra. Recuerde que los problemas de cualquier empresa deben ser solucionados lo antes posible y que la comunicación es vital para ello, no se guarde información solo por no querer herir los sentimientos de una persona cercana.
Algunas recomendaciones:
  1. En nuestras manos tenemos una empresa, no permita el nepotismo, busque siempre la profesionalización y renovación estratégica. Los hijos y los parientes no tienen un derecho natural a trabajar en la empresa
  2. Las decisiones relacionadas con la organización deben atender criterios estrictamente empresariales.
  3. Para discutir asuntos que afectan a la empresa y a la familia existen lugar, entorno y momento adecuados para lidiar con ellos.
  4. No oculte información, revele los asuntos de la empresa ojala de inmediato al darse cuenta.
  5. Dar trabajo a quien lo merezca, cuando la empresa lo necesite, retribuyéndolo conforme a las leyes del mercado.
  6. Y mi mayor consejo es: si entran en conflicto los intereses de la empresa y los de la familia deberán predominar los de la empresa. 
  7. Téngase en cuenta que lo que es bueno para la empresa a la larga beneficia a la familia.
Ing. Mónica Martínez S. MBA DEF
Universidad de Salamanca, España.