Situación Actual y Reducción de nuestras Obligaciones

Como comentamos en nuestras anteriores publicaciones, debemos establecer nuestros objetivos, y tenerlos claros, pero antes de enrumbarnos a la búsqueda del vehículo que nos lleve a cumplir nuestros objetivos, debemos limitar el peso de nuestro equipaje.  Debemos, en el tiempo en que realicemos alguna investigación, ir preparándonos y reduciendo al máximo, algunas de nuestras obligaciones, así como establecer cuanto es el monto de nuestras necesidades básicas de vida.  Una especie de radiografía de la situación actual.
Para poder alcanzar nuestros objetivos, el primer paso siempre debe de ser analizar nuestra situación actual, para poder definir una ruta a seguir.  Esto se traduce a una pregunta, cuanto necesito yo y mi familia para vivir?
La respuesta a esta pregunta, no solo es diferente para cada uno de nosotros, sino que será también diferente, dependiendo del momento en nuestras vidas que estamos viviendo.  Para ello, debemos tomar nuestra libreta de apuntes y empezar a colocar nuestros gastos.  Cuanto pagamos de Agua, Luz, alimentación, Comunicaciones (Teléfono, Celular, Internet), hipoteca, alquiler, transporte (pases, gasolina, préstamo, mantenimiento), seguros, estudio, diversión, y otras deudas.
Luego, debemos analizar los aportes de cada uno de los miembros de la familia, y hacer las operaciones matemáticas.  Usualmente no nos alcanza para hacer todos los pagos que se requieren.  Si este es su caso, hay que hacer un análisis para ver cuáles son los gastos que podemos reducir, y hacer un análisis de nuestras deudas.  Aun cuando casi siempre hay algún margen de maniobra en los gastos regulares, por lo general, es un bajo porcentaje lo que podemos reducir.
Es prudente Someternos a un período de reducción de obligaciones de pago antes de iniciar con nuestro emprendimiento.  En todo caso, generalmente le tomará de 6 a 12 meses realizar los estudios antes de iniciar, período en el cual puede aplicar una economía de emergencia en su hogar con el fin de reducir todos los pagos requeridos.
Es conveniente, que hagamos un análisis de nuestras deudas, de forma tal que a la hora de iniciar, tengamos una mejor perspectiva de nuestros ingresos y gastos, y de los dineros que el emprendimiento nos puede demandar.
A la hora de acomodar la lista de nuestras deudas para cancelarlas, generalmente nos vemos tentados a acomodarlas de menor saldo al mayor, o del que paga más intereses al que paga menos intereses.  Pero según el American Express® OPEN Small Business Network, para cancelar nuestras deudas, debemos acomodarlas por fecha de vencimiento.  De esta forma, sabremos cual deuda expira primero y cual tenemos que durar más tiempo para cancelarla.
Todos los meses debemos pagar los montos mínimos de pago de todas nuestras deudas, pero de la que se vence primero, debemos hacer pagos extraordinarios hasta cancelarla.  Una vez cancelada seguimos con la siguiente, a la cual le pagaremos su pago mínimo y el monto del pago de la deuda ya cancelada, así la pagaremos en mucho menor tiempo, sin olvidarnos de hacer los pagos mínimos de todas las demás deudas, y así sucesivamente, hasta tener si no todas, la mayoría de las deudas canceladas.

 

Adrian
Mercadólogo web, fotógrafo y diseñador. Desde 1995 manejando un negocio de impresión en todas sus facetas, impresión comercial y publicitaria, rotulación y artículos publicitarios. En el 2007 habrimos este estudio de Mercadeo Web, y en el 2013, junto con mi esposa, abrimos un estudio fotográfico.